Párpados

(Blefaroplastía)

La Cirugía de Párpados o blefaroplastia se realiza para corregir excedentes de piel o párpados inferiores que presentan “bolsas adiposas”.
Cualquiera de estos problemas puede hacer que el paciente aparezca avejentado y cansado.
La plástica de párpados deja una apariencia más juvenil y descansada. La cirugía de párpados puede ser hecha en conjunto con un lifting. En el párpado superior se realiza una incisión en el surco y se retira piel y grasa en exceso.
La cicatriz resultante es usualmente poco visible.
En el párpado inferior, se puede realizar una incisión al nivel del surco palpebral o bien en la superficie interna (blefaroplastia transconjuntival). Esto permite no modificar la forma del ojo y no dejar cicatriz aparente.
Al mismo tiempo se pueden tratar las arrugas externas con un peeling o con Botox (R).
Esta cirugía se realiza en una hora, con anestesia local y sedación, no requiere internación y se indica al paciente reposo en cama 24 horas, utilizando hielo y compresas con té de manzanilla.
Los puntos se retiran a los 4 días y es habitual la formación de hematomas que ceden con el paso de los días.

Nariz

(Rinoplastía)

La rinoplastia (cirugía de nariz) puede efectuarse con anestesia general o con anestesia local más sedación, y puede requerir el ingreso en la clínica durante unas horas o un día. Es una intervención que no es, en general, dolorosa, aunque frecuentemente aparezcan moretones e inflamación en la zona cercana a los ojos, durante unos pocos días. A menudo se efectúa un taponamiento de la nariz, durante unas horas o un día, que puede incomodar al paciente y hacer que tenga que respirar temporalmente por la boca.
Normalmente se aplica una férula o vendaje rígido de plástico moldeable o de yeso, que es retirado a la semana, debe tenerse en cuenta que, una vez se retire el apósito, la nariz aún estará ligeramente edematizada y deberá ser necesario esperar algún tiempo, que puede variar de paciente a paciente, para contemplar el resultado definitivo.

Mentón

(Mentoplastía)

Los implantes faciales son usados para lograr una armonía en el perfil facial.
Ellos pueden ser usados en conjunto con otros procedimientos (como lifting o nariz) o pueden ser usados como técnica única.
Los más comunes son los implantes de malar (pómulos) y mentón.
Las incisiones son intraorales y no dejan secuelas.
El material de los implantes es habitualmente silicona sólida.
El procedimiento se realiza habitualmente con anestesia local y no dura más de una hora.
Se indican antibióticos y antinflamatorios.
También se puede realzar la zona de los pómulos mediante la inyección de ácido hialurónico, hidroxiapatita de calcio o de grasa del mismo organismo.
Contraindicaciones: paciente con enfermedad mamaria no resuelta, trastornos psiquiátricos, alimentarios, pacientes en tratamiento de quimioterapia y/o radioterapia, coagulopatias, colagenopatias, diabetes, alteraciones cardiológicas, obesidad mórbida y otras a valorar con el profesional.

Orejas

(Auriculoplastía)

Las alteraciones en la forma o el tamaño de las orejas pueden crear una sensación de gran incomodidad al paciente
Esta intervención quirúrgica que permite modificar la Forma o el Tamaño de la orejas.
Se realiza una incisión detrás de la oreja, y luego se puede retirar una porción de cartílago o modelarlo para luego reubicar la oreja.
La cicatriz final es habitualmente poco detectable. Esta cirugía dura alrededor de 2 horas y se realiza con anestesia local y sedacion.
El vendaje se retira luego de 7 días y se aconseja utilizar una venda para dormir durante 10 días más.
Si bien los puntos se retiran a los 10 días, el paciente puede retornar a su actividad luego de 2 o 3 días.
La otoplastia es generalmente indolora. Después de la operación se recetan antibióticos profilácticos (solamente 3 días) y analgésicos suaves para mitigar las molestias que pueden aparecer en los primeros dos días.
Después de una Otoplastia las orejas se inflaman ligeramente y pueden aparecer pequeños hematomas.
Con el paso de los días la hinchazón va remitiendo gradual y progresivamente.
Cuando las dos orejas se encuentran alteradas es necesario efectuar una Otoplastia BILATERAL.
En ocasiones solamente una de las orejas es la que presenta alteraciones, mientras que la otra es totalmente normal, en estos casos se efectúa una Otoplastia UNILATERAL.

Lifting de Cara y Cuello

Con el paso de los años se acentúan los surcos entre la nariz y las mejillas (surcos nasogenianos), aparecen pliegues en el cuello y pierde su definición el óvalo de la cara.
El lifting facial o ritidoplastia (“lifting” significa levantar) no detiene este proceso, pero puede recobrar la apariencia de años anteriores, mediante el reposicionamiento de las estructuras que se han descolgado por el paso del tiempo, la reubicacion de los músculos subcutáneos, la eliminación del exceso de grasa, sobre todo en el cuello y por último la resección de la piel sobrante.
Las incisiones son ubicadas muy cerca de las orejas y en el cuero cabelludo para lograr disimular las mismas. Si bien podemos hablar de un lifting superior, medio e inferior, en la mayoría de los casos se realiza el lifting medio e inferior, prefiriéndose para la zona superior tratamientos no quirúrgicos (toxina botulínica) (ver esquemas).
El lifting facial es frecuentemente combinado con estética de párpados, frente, punta nasal y peelings en labios.
Esta cirugía dura alrededor de dos horas y se realiza con sedacion endovenosa y anestesia local.
El paciente permanece de 4 a 6 horas para control en una habitacion y generalmente retorna a su domicilio en horas de la noche. Tambien si lo desea, puede permanecer internado hasta el dia siguiente. Se coloca un vendaje que se retira a las 72 horas.
Es habitual la formación de edema o hematomas que ceden con tratamiento específico.
Los puntos se retiran entre los 7 y 15 días, y si bien a la semana el paciente puede desarrollar actividad, la total vuelta a la normalidad es de esperar al mes.
Es adecuado para lograr mayor duración en las mejoras obtenidas el uso de protectores solares, el cuidado de la piel y la utilización de tratamientos no invasivos.

Minilifting

El fin es conseguir, una elevación de los tejidos fláccidos de la cara con una cicatriz mucho menor que la del lifting facial convencional, siendo además la operación mucho más corta y segura para los tejidos del paciente.
De ahí el nombre coloquial de mini-lifting.
La incisión se limita al pliegue de piel situado delante de la oreja, y asciende hacia la zona de la patilla, donde la cicatriz después queda perfectamente disimulada en la línea del pelo. Desde ahí, se hace un despegamiento moderado de la piel de la cara y, mediante unos puntos de sutura, se anclan los tejidos profundos en sentido vertical, elevando así la piel de la parte superior del cuello, el ángulo de la mandíbula, y la mejilla, y atenuando el pliegue que existe entre ésta y la nariz y boca (pliegue nasogeniano).
El resultado es un rejuvenecimiento mucho más discreto y natural, con menos riesgos y una baja laboral mucho más breve.
En ocasiones puede asociarse a liposucción de la zona del cuello y papada, para completar el efecto.
Contraindicaciones: paciente con enfermedad mamaria no resuelta, trastornos psiquiátricos, alimentarios, pacientes en tratamiento de quimioterapia y/o radioterapia, coagulopatias, colagenopatias, diabetes, alteraciones cardiológicas, obesidad mórbida y otras a valorar con el profesional.

Nombre (requerido)

Correo electrónico (requerido)

Teléfono (requerido)

Asunto

Mensaje